Snacks de Verano Que en Realidad Arruinan tu Dieta

Source: Saddako / Getty Images

11. Aderezos para ensalada comprados

“La mayoría de las ensaladas son una opción saludable no solo durante el verano. Pero los aderezos para ensalada comprados suelen ser difíciles de elegir para alguien que intenta perder peso”, dice Rivera. “El problema con los aderezos para ensalada es que pueden tener un alto contenido calórico”, explica. “Siempre recomiendo hacerlos en casa”. “De todas formas, si tuviera que recomendar un aderezo comprado específico, diría que tiene que ser a base de yogur”.

Source: Juanmonino / Getty Images

12. Cualquier cosa “sin azúcar”

“No me gustan los productos sin azúcar porque están llenos de endulzantes artificiales”, sostiene Rivera. “A veces, los endulzantes artificiales pueden ayudar a reducir el consumo de azúcar e incluso la ingesta de calorías, pero para algunas personas son un disparador y pueden generar atracones”, destaca. “Cuando se intenta perder peso o mantenerse saludable, es mejor elegir alimentos integrales y menos procesados”.

Source: egal / Getty Images

13. Frutos secos

“Aunque las frutas tienen azúcares naturales, los frutos secos suelen tener azúcares agregados”, dice Jill Maher, asesora nutricional en Scottsdale, Arizona. “En teoría, los frutos secos tienen menos calorías comparados con la fruta fresca, pero pueden tener mucho más azúcar y se pierde el contenido de agua que es lo que nos hace sentir más llenos”, explica. Es fácil excederse por su tamaño tan pequeño y esto elimina el beneficio calórico. La mayoría de los frutos secos, que son una fuente más concentrada de nutrientes, contienen más de un 50% de azúcar. El consumo elevado de azúcares agregados se ha vinculado a la obesidad.

Source: Joel Carillet / Getty Images

14. Bebidas isotónicas

Solo 350 ml de una bebida isotónica (bebida deportiva) puede tener hasta cinco cucharaditas de azúcar y un total de 90 calorías. Los expertos de Nutrition Source y del Departamento de Nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard recomiendan consumir bebidas isotónicas “con poca frecuencia y moderación, o no consumirlas en absoluto”.

Source: KenTannenbaum / Getty Images

15. Sándwiches envasados

Los sándwiches envasados son populares para los picnics de verano, pero algunos tienen un alto contenido de sal, grasas y azúcar. Algunos sándwiches, en especial los que vienen cargados de mayonesa, son básicamente bombas calóricas. Se debe evitar consumir sándwiches con fiambre porque están llenos de nitrato y sodio. Además, los sándwiches envasados en general se hicieron uno o más días antes.