Los Alimentos Con la Vida útil de Más Larga

Source: 5PH / Getty Images

Algunos alimentos tienen una vida útil más larga por naturaleza y, si se almacenan en forma adecuada, se conservarán por meses o incluso años. Otros alimentos se echan a perder con rapidez, por lo general debido a su alto contenido de aceite y/o humedad, y se conservarán durante un largo tiempo solo si se los seca, enlata o preserva de alguna otra manera. Muchos alimentos se echan a perder mucho más rápido de lo que cree.

Existe un gran interés en los alimentos no perecederos entre los denominados “preparacionistas” o “supervivencialistas”, quienes prevén tener que vivir aislados de todo cuando se produzca un terrible desastre. Dado que adoptan la idea de la autosuficiencia prolongada, intercambian consejos sobre cómo almacenar alimentos, en especial no perecederos.

Sin embargo, no necesita preocuparse por el día del juicio final para contemplar las ventajas de tener una alacena llena de cosas que serán comestibles durante largos periodos de tiempo. Los huéspedes inesperados, los cortes de energía o simplemente ese tipo de inercia que hace que ir al supermercado o salir a comer afuera sea un proyecto demasiado rebuscado. Todos estos son ejemplos en los que uno estaría encantado de tener las alacenas llenas de elementos para preparar una comida.

Muchos tipos de alimentos, incluyendo tanto productos frescos como secos, son conocidos por su longevidad. 24/7 Tempo ha reunido una lista representativa de ejemplos en muchas categorías, incluyendo algunos que se conservarán por semanas y otros que son prácticamente inmortales.

En todos los casos, la vida útil estimada corresponde a alimentos almacenados a temperatura ambiente o ligeramente inferior a esta, no en un refrigerador ni en un freezer, los cuales extenderán en gran medida la vida útil de la mayoría de los productos. La tecnología en constante evolución ha aportado muchas más opciones al freezer de la tienda de alimentos, y hay una gran cantidad de alimentos que no se podían comprar congelados hace 35 años.

Tenga en cuenta que la humedad y las altas temperaturas acortarán la vida útil de la mayoría de los alimentos, y que éstos tienden a cambiar a lo largo del tiempo en cuanto a su color, textura y sabor. Por lo tanto, aunque es posible que duren meses o años, puede ser que su estado óptimo haya sido en algún momento anterior.